Por Cristian Molina

Cosquín Rock día 3: Salud, Rock Nacional

marzo 1, 2017  |  Sin Comentarios

No puede haber mejor manera de arrancar las celebraciones por los 50 años de rock nacional, que esta edición del festival.

Las jornadas anteriores podría decirse que hicieron referencia a ese pasado que fue cimentando este presente.

Que el encuentro siga convocando tanta gente, indica la fuerza de atracción con la que aún cuenta el rock vernáculo.

Las grillas estaban inteligentemente armadas para que los nostálgicos entraran en estado de emoción ante los sets que rememoraron todo tipo de clásicos y la incertidumbre que genera la multipropuesta permanente.

Palo Pandolfo escampó la tomernta con Ella Vendrá de Don Cornelio y Estaré de Los Visitantes, dando lugar a la presencia de Carl Palmer, el toque distintivo de un festival que tuvo de todo.

La que faltaba siguió para darle paso al regreso de Los Guarros, que tiraron oficio y trayectoria al escenario para conformar a quienes los conocieron y a los que no.

El punk nacional se hizo presente con Los Violadores y Ataque 77.

Kapanga, uno de los habitués de esta ceremonia, demostró por qué siempre se apuesta por ellos y Las Pelotas, los únicos con asistencia perfecta, brindaron un show inolvidable por lo afiatado y preciso.

La Beriso llegó al cierre del festival como representantes del presente del rock nacional. En el momento cumbre de su popularidad, no defeccionaron a la hora de hacerse cargo del final de la fiesta.

Pero eso no fue todo, porque mientras en los otros espacios, Los Pericos y Juanse celebraron su historia, el escenario temático estuvo destinado a celebrar el cincuentenario.

Una lástima que Alejandro Medina y Javier Martínez por un lado y Ricardo Soulé y Willy Quiroga, por el otro, no hayan tocado juntos, porque sus sets por separado entusiasmaron a un público ávido del viejo rock local.

Celeste Carballo derrochó hits y carisma al igual que Fabiana Cantilo.

Faltó Charly a semejante celebración, pero estuvo presente en las versiones que muchos músicos hicieron, en las canciones de Serú que interpretaron Aznar y Lebón en sus respectivos shows y las permanentes menciones que hizo Fito Páez en uno de los momentos mas altos de las tres jornadas.

Pero Cosquín es una fiesta y Los Twist le dieron el tono para el cierre de una edición que entrará en la historia del festival que formará parte importante de la historia del rock nacional.

PH Sepia Foto Agencia: Diego Combina, Facundo Sarria , Agustín Tessio y Manuel Zarazaga.