Por Cristian Molina

Cosquín celebra el Rock Nacional

febrero 27, 2017  |  Sin Comentarios

Este año se conmemoran 50 años de La balsa, la canción que inició el viaje del rock en nuestro país y el festival se va poniendo a tono.

La segunda jornada arrancó con mucho de esa impronta. En el escenario principal, el periodista Claudio Kleiman dio el puntapie inicial con La Banda de Sonido.

La perra que los parió dio un buen show y pide a gritos subir en la grilla.

La jornada giraría sobre cuatro ejes: Los Fabulosos, Los Redondos, Sumo y México.
Cuca y Panteón Rococó en el principal y Golden Ganga en el temático reggae, afianzaron la relación del festival con el país azteca después de las históricas presentaciones de El Tri, Molotov y Café Tacvba, además de la realización del Cosquín Rock México.

La presentación de Petinatto en la carpa, Daffunchio acompañando a Panteón con Cinco magníficos y Los Fabulosos haciendo una versión de Mañana en el Abasto, trajeron a Luca Prodan a sus amadas sierras cordobesas.

El artista Rockambole dio el primer indicio de que Patricio Rey también estaba presente en el predio. Los Calligaris dieron un show contundente, que tuvo como nota de color una versión de Ji Ji Ji y Skay se hizo presente con varios hits ricoteros, además de su extensa batería de buenas canciones de su etapa solista.

Y como cierre, llegaron los Cadillacs. Antes, Florián Fernández Capello se había presentado con Callate Mark, Astor Cianciarullo con Visión y Sergio Rotman con Siempreterno.

La histórica banda toc+o por primera vez en este festival y confirmó su calidad de clásico con un sinfin de hits, mas temas nuevos, algunos temas que no tuvieron tanta difusión y un cierre apoteótico con las canciones más coreadas y Flavio Cianciarullo ejecutando el Himno Nacional a duo con el público.

Antes, habían brillado los uruguayos de la Vela Puerca y Dancing Mood en el temático.

Ante una propuesta inabarcable, llegan ecos de los distintos escenarios como si de planetas lejanos de tratara. Alguien comenta en la carpa de Prensa que Sol Pereyra se lució en el temático, en un patio de comidas, dos chicos comentaban que en el espacio Ceremonia Geiser, un cantante se tiró desnudo a la multitud y dos chicos discuten en el punto central del enorme Aeródromo si van a ver a Indios al Quilmes Garage o vuelven al temático a ver a Todos Tus Muertos, pero coinciden en que hicieron ver en ver el excelente recital de Los Cafres en el principal.

Así es Cosquín, una extraña mixtura de estilos, géneros y sabores. Una variada propuesta de sonidos que se mezclan, se fusionan y colaboran entre si.

Exactamente como el rock nacional.