Por Noticias Manzana Latente

Las fotos que el régimen de Corea del Norte no quiere que se publiquen

diciembre 14, 2016  |  Sin Comentarios

Pese a los férreos controles del régimen de Corea del Norte para evitar alteraciones en su propaganda, el fotógrafo francés Eric Lafforgue ha logrado captar imágenes sobre la vida cotidiana en la nación comunista, mostrando los signos de atraso y miseria que vive la población.

Lafforgue, basado en Bélgica, ingresó seis veces al país desde el 2008. Según explica, todos los turistas son advertidos de no fotografiar escenas sin el permiso de los guardias o guías. “En realidad, es imposible controlar todo. Insisten en no retratar temas militares o cualquier cosa que pueda relacionarse a la pobreza. Logré llevarme imágenes a través de las tarjetas de memoria“, explicó.

Sin embargo, el régimen de Kim Jong-un le prohibió la entrada en 2012, cuando publicó algunas fotos en internet. “Las vieron y me pidieron que las borre porque las consideraron muy ofensivas, pero no me pareció justo, es la realidad“, se defendió.

A Lafforgue le sorprendió la larga espera para tomar el transporte público “Hacer fila es un deporte nacional para los norcoreanos”, comentó

Según explicó, cuando los tiempos son difíciles los niños deben trabajar en el campo

 

 

“Los oficiales odian cuando tomas una foto como esta. Incluso cuando le expliqué que la miseria existe en todo el mundo, me prohibieron que retrate a los pobres”

 

El fotógrafo explicó que la gente suele estar cansada por tener que recorrer grandes distancias en bicicleta para trabajar en los campos. Fotografiarlos también está prohibido

 

La escena llamó la atención de Lafforgue: según describió, en sus seis viajes solo vio dos sillas de ruedas

 

En las autopistas, es común cruzarse con camiones transportando carbón, debido a los problemas que tiene el país para conseguir petróleo

 

“Esta es la prohibición más ridícula que enfrenté”, expresó. El fotógrafo recordó que todos comenzaron a gritarle porque el mural no estaba terminado“Esta es la prohibición más ridícula que enfrenté”, expresó. El fotógrafo recordó que todos comenzaron a gritarle porque el mural no estaba terminado

 

El fotógrafo indicó que el hombre posiblemente recogía el pasto para alimentarse. “Los guías se enfurecen con estas fotos”

 

Pese a la prohibición, Lafforgue dijo que no era difícil retratar a los soldados, aunque se molestan si uno se acerca demasiado

 

 

 

Debido a que los vehículos no son muy comunes, incluso en la capital, los niños no están acostumbrados a tener cuidado en las calles


Tags: