Por Coti Ituarte

My Morning Jacket -2015- The Waterfall

septiembre 3, 2015  |  Sin Comentarios

Puntaje

3/5

Bueno

Artista: My Morning Jacket

Sello: Capitol Records

Manzanas: Rating

Hablar sobre The Waterfall, es explorar el séptimo disco de estudio, de los indies rockeros My Morning Jacket.

Como bien se titula, es un disco que tiene momentos muy placenteros y suaves, y que nos produce la sensación de estar escuchando una cascada que va cayendo a tierra, intentando darle un destino final al agua, pero que a veces vuelve al inicio, moviéndose de un lado a otro, lo que expresa una buena forma de describir la base musical de este álbum.

Aunque los integrantes de MMJ vienen de una ciudad con un rock clásico, han hecho un género en sí mismo y es una banda, que puede devolvernos al pasado sonando con retrocesos. Waterfall, es el último caso de este punto, una fusión del sonido pop abrigado de los 80, rock progresivo y soul que todavía conecta con la cabeza MMJ del disco

In it’s Infancy” tiene sonidos repetitivos que te hacen estar hasta dos veces en la misma canción. Aparecen sonidos extra, como un truco de remolinos alrededor, mientras tu cabeza está escuchando el resto de la composición. Es sorprenderte escuchar tres simples palabras que se repiten una vez y otra vez en el curso de 5/7 minutos del largo tema, que hacen que cada individual declaración de estas tres palabras, te conmuevan y justifiquen lo anterior.

Una canción que merece un paréntesis en el disco, “Spring among the living“, la cual también posee sorprendentes trucos de sonido, con una complejidad instrumental que recrea pequeños paréntesis pero que ataca nuevamente en un segundo.

Thin Line“, para algunos críticos nos remite a la estilistica de Pink Floyd. El cantante y compositor, Jim James exhibe su alto tenor, fácil y sublime falsete que nos recuerda una banda de soul en ambos sentidos.

Y para cerrar “Only Memories Remain“, donde aquí se luce James con un meditativo tono, y un solo de guitarra, que nos lleva hacia alguna playa escondida, con una puesta del sol, casi un instante perfecto para la reflexión y relajación.