Por Luis Guiñazú Fader

BRASILIA: La Fallida Tierra de Nunca Jamás en Ideame

abril 15, 2013  |  Sin Comentarios

Hace ya algún tiempo Mauricio Waisman está tratando de publicar un libro. “BRASILIA: La Fallida Tierra de Nunca Jamás es su nombre y es un ensayo fotográfico, prologado por textos de la Dr. Arq. Zaida Muxí Martínez, que intenta reflexionar sobre la relación que existe entre la arquitectura de la ciudad de Brasilia y quienes la habitan.

Después de muchas idas y vueltas, con editoriales y sponsors para que financiaran el proyecto, decidió publicarlo de forma independiente. Para juntar el dinero necesario, subió el proyecto a Ideame.

¿QUÉ ES IDEAME?

Ideame es una plataforma que ayuda a talentosos creadores Latinoamericanos a realizar sus ideas a través del financiamiento colectivo, las redes sociales y servicios de valor agregado. Es una comunidad on-line que permite que “colaboradores” aporten pequeñas (o no tan pequeñas) sumas de dinero para apoyar iniciativas creativas latinas. Cada “colaborador” se lleva una recompensa por su aporte. En el caso de mi proyecto, hay muchas opciones de recompensas disponibles, entre ellas: EL LIBRO. (acá un link al video que explica: ¿qué es Ideame? http://youtu.be/LOSQ3XUomWY)

Para lograr el objetivo, debe juntar $39.590 en 50 días. Para ello necesita toda la ayuda posible.

Con tu aporte y el de muchas otras personas, será posible lograrlo.

¿CÓMO COLABORAR? 

1) INGRESÁ A LA PÁGINA DEL PROYECTO EN IDEAME: ——–>  http://www.BrasiliaPorWaisman.tk  <——–
2) ELEGÍ TU RECOMPENSA
3) SELECIONÁ EL MEDIO DE PAGO DE TU PREFERENCIA: Tarjeta de Crédito (según que tarjeta, se puede pagar hasta en 12 cuotas) o Efectivo (se imprime un ticket de Rapipago o Pago Fácil).

*Los colaboradores recibirán sus recompensas aproximadamente 30 días después de finalizado el plazo.
Una reflexión personal (por Mauricio Waisman)

A lo largo de la historia, la materialización de una idea ha dependido de un capital que, usualmente, pertenece a una pequeña parte de la humanidad.
En definitiva, que las ideas de unos muchos se concretaran, casi siempre, dependía de la voluntad de unos pocos.

En su momento los artistas renacentistas dependieron de los príncipes y mecenas. A principios de Siglo XX los artistas dependieron de los estados protectores. A fines del Siglo XX los artistas dependieron de las empresas y de las instituciones “que avalaban” que sí y que no.
Hoy estamos en el punto de inflexión. Las ideas ya no dependen de pocos, se ha democratizado el acceso a la información y al capital. Gracias a las redes sociales, ahora podemos saber qué es lo que está haciendo un joven al otro lado del mundo y decidir si lo apoyamos o no. Ahora no depende de pocos.  Ahora todos podemos ayudar a que esas ideas que antes no tenían lugar, se materialicen.

Empecemos con el cambio.

Depende de nosotros.

Muchas gracias!

LIBRO ES CULTURA!

+info: BrasiliaPorWaisman.tk