Por Luis Guiñazú Fader

Un Quintanilla muy progresivo

agosto 26, 2011  |  4 Comentarios

El jueves 25 de agosto, se realizó la segunda edición del ciclo “Quintanilla experimental rock”. En este caso actuaron las siguientes bandas: “La obra de Clayton cabeza”, “Morel” y “La Casa”.

Antes de comenzar con dicho espectáculo, se podía apreciar en el fondo del escenario, partes del programa del humorista Alfredo Caseros: “Cha Cha Cha”. Al cual el público lo acompañó con muchas risas y alguno que otro aplauso.

A las 22:00 en punto se apagaron las luces del teatro antes mencionado, y frente a las miradas atentas, de las 50 personas que estaban presentes, salieron a escena “Los Clayton”. Donde comenzaron a tocar los temas que componen su demo que se llama “La Obra”.

Esta agrupación está integrada por Mario Bahamonde (teclados y voz), Fernando Regallo (guitarra), Javier Palavecino (bajo) y Juan Pereyra (batería).

Así fueron llegando: “En tres estaciones del viento”, Introspección”, “Para no estar mal”, “Herida, sangre”, “Hacia ella en su camino”, “Mar de Icaria”y “Al unísono”. Pero el público pidió más, al cual el tecladista respondió: “no me da el cuero” y a continuación con toda su banda fuera del escenario tocó “Vida, según San Falso”.

Después de la media hora del show de Clayton, se tuvo que esperar un intervalo de tan  solo 10 minutos. El público fue nuevamente entretenido con las imágenes del programa humorístico antes mencionado.

Era la hora de que salieran a escena los “Morel”, y lo hicieron con mucha fuerza y con un juego de luces púrpura, que contextualizaron la situación. Comenzaron con una intro instrumental, al igual de los temas que le siguieron como: “Contemplación”, “Risa”, “Rueda”, “Ultimo”, entre otros.

Así fue que le llegó el turno a la banda organizadora del evento: “La Casa”. A eso de las 23:40 comenzaron a sonar los primeros acordes del primer tema “Solo”.

Después continuaron “Todos los colores”, “Chaco”, “Ojos”, “Parte del paisaje”, “Cielo o no”, “La casa” (presentada como la última). Pero posteriormente vino la canción obligada para  el cierre del show que fue, “Cielo abierto”. Expresando así su postura en contra de la minera San Jorge.

También hubo parte del espectáculo dedicada a la última dictadura argentina, para que no vuelva a pasar un hecho de tal envergadura. Unos de los procesos militares más violentos de Latinoamérica.

Fue un festival de mucha calidad musical y muy intenso, bien organizado por la banda “La Casa”. Esto se podía ver en el poco tiempo que hubo que esperar entre banda y banda, y el breve retraso del evento anunciado a las 21:30, y comenzado treinta minutos más tarde. Por esperar al público mendocino que siempre es impuntual.

Por: Jose Villalba Abalos

Fotos: Luis Guiñazú Fader