Por Noticias Manzana Latente

Generación X

octubre 19, 2010  |  1 Comentario

El comienzo.

Tras una década de música “Glamorosa” que solo planteaba estereotipos físicos y letras sin sentido hubo una necesidad en la sociedad de ir contra toda esa llamada cultura hair metal (glam) encabezadas por bandas pioneras como Poison, Def Lepard, Ratt, Bon Jovi, etc y contra el POP que estaba en su mas elevado auge en el ambiente musical. Contra todo esto se levanta un nuevo género musical que hace públicas las ideas y actitudes de la contracultura el “Grunge” una mezcla de hard rock con algunas bases de metal y algo de punk, encandila a los jóvenes con letras pesimistas, liberales y con mucha fuerza de expresión, reflejando en ellas apatía, desencanto y descontento por el sistema. Todo esto encajaba perfecto con la música que se generó en ese entonces, sus guitarras rasgadas y distorsionadas, acoples en los temas y sus alternativos ritmos en sus canciones, daban comienzo a una nueva generación.

Primeros sonidos

Los 80 en EEUU habían sido plasmados por una crisis económica y política, había un estancamiento de la producción y un alto índice de desempleo que dejo en la sociedad ignorancia y conformismo. Los jóvenes estaban necesitando una voz para su generación que sacudiera la sociedad, una voz que escupiera todos los sentimientos desde lo mas profundo, una voz que adoptara una personalidad como quien diría “sin pelos en la lengua”. El grunge lo tenía todo para empezar, tenía sonidos fuertes y cantos sencillos aunque a veces no tanto y estos empezaban a gustar y a despertar en las personas un interés por un cambio social dando origen a una conciencia colectiva que empezó a dejar de lado los pelos levantados, el maquillaje y las ropas de colores que tanta euforía estaban causando en ese entonces.

La música “grunge” tenía sus raíces en los 70 con el punk, bandas como Mudhoney, The Melvins, Green River, Sonic Youth,The Pixies y Dinosaur Jr daban sus comienzos al movimiento grunge que tuvo fuertes influencias de la cultura del noroeste de Estados Unidos y de la cultura juvenil local, el famoso “sonido Seattle”.

El gran ícono.

En 1989 un solitario chico, llamado Kurt Cobian, con gran inteligencia, problemas de depresión y sobre todo bruscos cambios anímicos, proveniente de la ciudad Abberden (Washington) de Estados Unidos, se junta con joven croata llamado Krist Novoselic, con quien formó Skid Row, un grupo de Hard Rock, ellos siempre decían que a través de la música trataban de mostrar su inconformismo con todo.

Fue entonces en 1989 cuando decidieron cambiar su nombre por el de Nirvana y lanzaron su primer disco “Bleach” con solamente tres días de materialización, y con un muy pequeño presupuesto. Continuaron su proyecto hasta alcanzar grabar su segundo disco 2 años mas tarde, el cual titularon “Nevermind”, con sonidos muchos más prolijos y detallados, este fue todo un éxito y el que genero la movida del “grunge”. En consecuencia de esto en 1992, un año después, graban “Incesticide” . Disconformes la onda comercial que se genero con “Nevermind”, volvieron a las raíces presentado sonidos mas redudantes y pesados. En 1993 sacarían su penúltimo disco de estudio titulado “In Utero” un tema en el cual sus letras se caracterizan por ser tristes y sobre todo muy pesimistas, esto último reflejando todo lo que estaba viviendo Kurt Cobain en esos tiempos. El 18 de noviembre de 1993 concretan el MTV Unplugged in New York el cual gana un premio Grammy por Mejor Álbum de músicaalternativa en 1996. Finalmente en 1994 un año después de grabar el Unplugged, un 8 de abril, encuentran el cuerpo de Kurt Cobain en una habitación de su casa en “Seattle”. Una autopsia concluyó que la muerte de Cobain fue el resultado de «una herida por bala infligida en la cabeza.

Grandes taladros del género.

El grunge se expandió a nivel mundial durante la primera mitad de la década de los noventa, con grandes iconos del genero como Nirvana, Soundgarden, Pearl Jam y Alice in Chains. Los conciertos de estas bandas también marcaron una diferencia respecto a otras escenas musicales, destacándose por su energía y su temperamento, así como por la sobriedad de su puesta en escena, debido al rechazo a los altos presupuestos y a la opulencia que habían caracterizado hasta ese momento las actuaciones de muchos grupos con éxito comercial.

Grunge not dead.

Lo cierto es que por más que pase el tiempo, el grunge seguirá en el sentimiento de muchos aquellos que presenciaron su verdadera generación y en otros que no la vivieron, pero la sienten latir como hace 20 años atrás: “la generación x”.

por Cosme Fulanito